Masaje infantil

Sabemos que el nacimiento de un hijo, ser padre, es una de las experiencias más importantes en la vida de una persona. El aprendizaje y la adaptación a este nuevo rol materno y paterno lleva consigo una serie de readaptaciones físicas y psíquicas. Es un momento de mucha alegría, muchas expectativas, planes y deseos, sin embargo, también es un momento de inquietud, inseguridad y miedo.

Una herramienta para conocer mejor a nuestro hijo es el masaje. El masaje infantil es una técnica sutil, tierna y agradable que por medio de la estimulación táctil permite comunicar de una forma intensa con el mundo emocional del niño.   Además de ser una forma de diálogo con tu hijo, el masaje contribuye a su desarrollo orgánico y psicológico, relaja e induce al sueño y ante los cólicos del lactante el masaje específico para ellos alivia mucho. Este contacto afectivo vital, le aporta grandes e importantes beneficios para los primeros años de vida.

Juntos, durante una hora, compartiremos un momento muy especial para tu niño y para ti, aprendiendo la técnica específica para darle el masaje. El bebé recibirá un masaje que, a través de su piel, quedará en su memoria y le ayudará a crecer sano y feliz. Es también una ocasión para poder charlar y aclarar temas fundamentales de la crianza que generan inquietud: sueño, llanto, alimentación, comportamiento, juego