Psicodiagnóstico

Con una valoración ofrecemos una comprensión del funcionamiento psíquico del niño, adolescente o adulto más allá de los síntomas que presenta. Tratamos de entender la causa de la preocupación que trae y ofrecer otra mirada que nos pueda ayudar a una mejor comprensión de ese problema. Esta valoración se desarrolla en el marco de varias entrevistas del adulto o de los padres y de su hijo, recopilando toda la información por ellos aportada.

Valoramos todos los aspectos relacionados con el funcionamiento psíquicos: afectivos, cognitivos, lenguaje y comunicación y sociales, según el paciente. Damos una explicación global del problema desde un punto de vista psicodinámico y ofrecemos una propuesta de tratamiento si es necesaria.

El niño y el adolescente están en un proceso de constitución, en movimiento, y eso permite que dentro de un marco de tratamiento el niño y el adolescente evolucionen.

En pacientes adultos, el sufrimiento y toma de conciencia del malestar son puntos de partida que permiten comenzar con un cambio.